Tras la publicación por la FGE de la Instrucción núm. 2/2013 sobre el régimen de sustituciones en la Carrera Fiscal, la Unión Progresista de Fiscales reafirma su oposición al sistema de suplencias establecido al percibir claramente serias disfunciones en la organización y reparto de servicios de las distintas fiscalías, con el consiguiente grave perjuicio que ello acarreará al servicio público que la administración de justicia presta a los ciudadanos.

En consecuencia, la Unión Progresista de Fiscales insta a las correspondientes jefaturas, de conformidad con el artículo 24.4.2º del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, a la urgente celebración de juntas extraordinarias en cada una de las fiscalías del territorio estatal a fin de abordar reflexiva y prudentemente la organización del sistema de sustituciones impuesto.

Así mismo, en los supuestos de coincidencia territorial de Fiscalías superiores y provinciales, la Unión Progresista de Fiscales exhorta a los fiscales cuya intención resulte contraria a la voluntad individual o colectiva de las plantillas a que respeten tales decisiones o compromisos.

Todo ello, sin perjuicio del rechazo frontal al procedimiento implantado por la Fiscalía General del Estado y a la intención manifiesta de rechazar la asunción voluntaria de las funciones que hasta la fecha han venido desempeñando adecuadamente los fiscales interinos, cuya práctica eliminación supondrá un aumento de la carga de trabajo a plantillas actualmente infradimensionadas.

Así, respetando las voluntades individuales de los miembros de la carrera, la Unión Progresista de Fiscales entiende que la posición más coherente con estos postulados y con nuestros reiterados escritos a la Inspección Fiscal es la de no presentarnos como voluntarios a desempeñar funciones de sustitución, animando a los compañeros a mantener idéntica posición en sus respectivas fiscalías.