Ante las noticias sobre la existencia de un Proyecto de Real Decreto en el que se establece la plantilla orgánica del Ministerio Fiscal y en el que se crean 27 plazas y que será debatido en el próximo Consejo Fiscal, la UPF quiere manifestar lo siguiente:

​1º.- Este Proyecto viene a sumarse a la larga lista de agravios y ninguneos a los que desde el Ministerio de Justicia se viene sometiendo a la Carrera Fiscal, en estos últimos dos años, y con los que el Fiscal General del Estado no está mostrando firme y contundente oposición.

​2º.- De las 27 plazas que se crean, 22 son de tercera categoría, rompiendo una práctica consolidada en los últimos años de ampliación de plantilla mediante la creación de plazas de la segunda categoría con las que se consigue una equiparación real con la carrera judicial en cuanto a categorías profesionales. De nuevo, la Carrera Fiscal y en concreto los Fiscales de las últimas promociones serán los paganos de esta ampliación, ya que se perpetuarán en plazas de tercera categoría que están muy mal retribuidas.

​3º.- Sin perjuicio de la consideración respecto a la sobredimensión o no de las Fiscalías de la Sala y las personas en ella adscritas, mostramos nuestro rechazo a que se amortice por el Ministerio de Justicia una plaza de adscrito en la Fiscalía de Sala de Siniestralidad laboral basada en que el anterior Fiscal de Sala continuará en ella como emérito por ser una circunstancia meramente temporal y por lo tanto provisional.

​4º.- Interesamos de nuestros representantes en el Consejo Fiscal la mayor firmeza en el rechazo a este Proyecto que coloca de nuevo a la Carrera Fiscal como la gran perjudicada de esta política ministerial.

Secretariado permanente a 1 de abril de 2014.