Ante las manifestaciones partidistas que, en relación al aborto, han sido realizadas por el Presidente del Partido Popular Pablo Casado a la agencia EFE, desde la Unión Progresista de Fiscales reiteramos nuestro histórico y enérgico rechazo ante cualquier movimiento que tenga como finalidad poner en peligro la salud y la vida de las mujeres en relación con el libre ejercicio de sus derechos reproductivos. 

Y así, consideramos inaceptable relacionar la economía y las pensiones con la libertad en el ejercicio de la maternidad, porque ese postulado constituye la esencia de un sistema de discriminación y violencia contra las mujeres que no solo perpetúa las más arraigadas estructuras patriarcales y machistas, sino que nos devuelve a la memoria preconstitucional del vejatorio trato que se dispensó a las mujeres.

Así mismo, compartimos nuestra firme convicción de que ninguna sociedad democrática puede renunciar a consolidar, respetar e implementar todos los mecanismos que tiene a su alcance para que el derecho a la vida, a la integridad, a la seguridad, a la libertad y a la igualdad de las mujeres sean plenamente reales y efectivos. Tal y como nos exige nuestra Constitución Española.

Albacete, 7 de Febrero de 2019

El Secretariado Permanente