La UNION PROGRESISTA DE FISCALES (UPF), ante la Sentecia del Tribunal Constitucional de 7 de noviembre del presente año, que declara la incostitucionalidad de numerosos preceptos que afectan al ejercicio por parte de los ciudadanos extranjeros de numerosos derechos, desea manifestar lo siguiente a la opinión pública:

  • El Tribunal Constitucional devuelve a los ciudadanos extranjeros la plenitud de numerosos derechos que les habían sido limitados por la Ley 4/2000.
    • El Tribunal Constitucional declara, entre otros, la inconstitucionalidad del art 7.1 de la Ley que condicionaba el ejercicio del derecho de reunión a la obtención de autorización de estancia o residencia; el art 8 que condicionaba el ejercicio del derecho de asociación a la obtención de autorización de estancia o residencia; el art 9.3 que limitaba el derecho de educación no obligatoria a los extranjeros residentes; el art 11.1 que condicionaba el ejercicio de la libertad sindical a la obtención de autorización de estancia o residencia; el art 22.2 que condicionaba el acceso a la asistencia jurídica gratuita al hecho de ser residente.
  • La Unión Progresista de Fiscales se congratula del pronunciamiento del Tribunal Constitucional al compartir la necesidad de la universalización en el ejercicio de derechos y libertades públicas, valorando positivamente la Sentencia del Alto Tribunal como un triunfo del sistema democrático, que amplía sus espacios de libertad y, reduciendo de ese modo los márgenes de actuación de una Ley que atribuía a los “no nacionales”, a “los otros” un estatus jurídico de segunda clase, que era de forma evidente a todas luces incompatible con nuestra arquitectura constitucional y con las garantias supraconstitucionales.
  • La Unión Progresista de Fiscales reitera las afirmaciones efectuadas en el momento de plantearse en su día los diversos recursos de inconstitucionalidad contra la Ley 4/2000, y comparte con numerosos colectivos sociales e instituciones el rechazo a una consideración de la Política de Extranjería expresada como un mero problema de orden público.
  • La Unión Progresista de Fiscales reitera sus compromisos públicos en materia de Extranjería, recordando la pendencia aún de otros numerosos recursos de inconstitucionalidad contra esta misma Ley y reconoce en esta Sentencia del Tribunal Constitucional un primer paso hacia la configuración de un Estado de Derecho, que además por imperativo constitucional es Social y Democrático, más humano y más abierto.
  • La Unión Progresista de Fiscales lamenta que la mayoría parlamentaría actual no haya procedido hasta la fecha  a efectuar las modificaciones legales oportunas prolongando de forma innecesaria y en contradicción con sus propios postulados públicos y hasta en algún caso con sus propios  recursos de inconstitucionalidad, la vigencia de una Ley que impuso una visión reduccionista en el ejercicio de los derechos.

UNION PROGRESISTA DE FISCALES.-
Secretariado Permanente.

15, Noviembre, 2007-