MANIFIESTO DE LA UPF EN EL DÍA INTERNACIONAL PARA LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Con motivo del DÍA INTERNACIONAL PARA LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER, la UPF quiere recordar a las 1027 mujeres que desde el año 2003 han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas, 51 de las cuales lo han sido a lo largo de este año, y a todas aquellas que fueron asesinadas en otros ámbitos a manos de hombres por el simple hecho de ser mujer. Queremos solidarizarnos con sus hijas e hijos y con los familiares que sufren cada día su pérdida y dar nuestra mano a todas las mujeres y niñas que están sufriendo cualquier clase de violencia fisca, psicológica, sexual o económica, en cualquier esfera de sus vidas.
Animamos a toda la sociedad a que manifieste su intolerancia más absoluta a la violencia de género y su rechazo hacia el maltratador; a que reaccione activamente ante cualquiera de estos actos, apoyando a las víctimas y denunciando estos hechos que son, siempre y sin excepción, un grave atentado a los derechos humanos.
Reconocemos el trabajo de las asociaciones de mujeres y demás organizaciones de la sociedad civil siempre en alerta y al lado de las mujeres y de sus hijos e hijas, e instamos a las administraciones, instituciones y organismos implicados en la lucha contra la violencia de género para que no den un paso atrás y sigan impulsando las medidas necesarias para su erradicación y para seguir avanzando hasta conseguir la igualdad absoluta entre hombres y mujeres. A que reaccionen activamente frente a esos posicionamientos ideológicos contrarios a los derechos de las mujeres, negacionistas de la incontestable existencia de la violencia que sufren las mujeres por el sólo hecho de serlo, y que aborden una estrategia que permita de forma efectiva contrarrestar ese fenómeno para, no solo impedir que se retroceda en el avance iniciado hace ya más de 15 años, sino también que se garantice ese progreso mejorando la actuación en prevención, protección, recuperación y reparación de las víctimas, y en la investigación y sanción de los actos violentos que, insistimos, son un atentado a la vida, a la seguridad, a la libertad, y la dignidad de las mujeres y un obstáculo para el desarrollo de una sociedad democrática.
La UPF permanecerá siempre vigilante y actuará con conciencia crítica ante cualquier actuación que pueda perjudicar a las mujeres víctimas en su protección y apoyo, o que suponga un retroceso o impedimento en la investigación o sanción de los actos violentos o, por supuesto y muy especialmente, en la prevención que, como verdadero factor de protección, está fuertemente vinculado a la educación y a la formación en igualdad y respeto desde las más tempranas edades.
Madrid, 25 de noviembre de 2019
El Secretariado

COMUNICADO EN DEFENSA DEL DERECHO DE LIBERTAD DE EXPRESIÓN DE LOS MIEMBROS DE LA CARRERA FISCAL

En el comunicado institucional emitido tras la última reunión del Consejo Fiscal celebrada el pasado jueves 14 de noviembre se hace constar que los Vocales electos a propuesta de la Asociación de Fiscales, representantes también de todos los compañeros y compañeras de la carrera fiscal, preguntaron a la Fiscal General del Estado si había llevado a cabo alguna actuación respecto de un compañero por dos mensajes que había publicado recientemente en la red social Twitter y que, en caso contrario, la Inspección Fiscal adoptase las medidas oportunas al entender que esos “tuits” podían poner en entredicho la honradez profesional de los Fiscales y Magistrados que intervinieron en el juicio del “procés” y la propia imparcialidad de la Administración de Justicia.
Desde la Unión Progresista de Fiscales asistimos atónitos a esta afirmación realizada por quienes en lugar de actuar como representantes de todos los Fiscales, parecen erigirse en inquisidores que denuncian formalmente a un compañero e instan la incoación de un expediente disciplinario por la publicación de unos comentarios en Twitter, en relación con la acusación formulada por el Ministerio Fiscal en el juicio del “procés” y con anterioridad a la notificación de la sentencias del Tribunal Supremo.
Sin entrar a valorar el contenido de unos comentarios privados realizados en una red social, nos parece inaudito y digno de censura el señalamiento y denuncia a quien no comparte las ideas, argumentos o posicionamientos jurídicos de otros y así lo crítica públicamente. Trasladar a la carrera fiscal este clima de crispación social contribuye a proyectar una imagen equivocada del Ministerio Fiscal, donde el pleno reconocimiento al trabajo de los y las compañeras debe conjugarse con los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución –también a los fiscales- y, muy singularmente, con la libertad de expresión. Madrid, a 20 de Noviembre de 2019 El Secretariado Permanente de la Unión Progresista de Fiscales.

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO


Estimado Sr. Presidente del Gobierno de España: 

Desde la Unión Progresista de Fiscales, con la firme convicción de que concurren obvias razones de extraordinaria y urgente necesidad para la derogación del artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, le pedimos que no se demore más la aprobación de dicha derogación vía Real Decreto-Ley, ante la imperiosa necesidad social de devolver a la ciudadanía sus legítimas expectativas de que el proceso penal esté al servicio del derecho constitucional a la tutela judicial efectiva. 

Por ello le pedimos, que a la mayor brevedad posible se apruebe dicha derogación. De forma que, en los sucesivo, puedan evitarse casos como el resuelto por la Audiencia Provincial de La Coruña que por aplicación de este precepto privó a una víctima de violencia de género de la posibilidad de que se uniera al procedimiento un importante informe practicado por el Instituto de Medicina Legal. Considerando el Tribunal que estos procedimientos no son complejos y que su instrucción, y muy a pesar de la falta de medios, debe ser agotada en el plazo de seis meses. 

Se comprueba así, que esta reforma operada en el año 2015 por el Partido Popular fijó unos plazos máximos de instrucción para las causas penales que, como reiteradamente hemos denunciado, está sirviendo como una vía de escape soterrada que facilita la impunidad de graves delitos, como lo son los de violencia contra las mujeres, corrupción u otros. 

Es visible y notorio que en estos más de tres años de vida del artículo 324, se ha abierto en nuestro país un espacio de impunidad que afecta de forma muy negativa al derecho a la tutela judicial efectiva, base de cualquier derecho social otorgado en nuestra Constitución. 

En la Unión Progresista de Fiscales nos consta el compromiso de la Ministra de Justicia en la búsqueda de la derogación de este artículo que socava fuertemente los cimientos de la justicia penal.  Y en esta línea, la Sra. Ministra, en fecha de 31 de enero de 2019, nos trasladó  a todas las asociaciones judiciales y fiscales que el único obstáculo que existía para no tramitar este Real Decreto-Ley consistía en la existencia de la iniciativa que, con este fin de la derogación, se estaba tramitando en el Congreso a iniciativa del Grupo Parlamentario Podemos. 

Teniendo en cuenta que, a día de hoy, dicho grupo parlamentario ha despejado dicho obstáculo retirando su proposición de ley, consideramos que el camino a la aprobación de dicho Real Decreto-Ley queda libre,  descansando bajo la sola responsabilidad del Gobierno. 

Por todo ello, apelando a la alta consideración del Servicio Público al que sirve, le rogamos que se haga efectivo los compromisos adquiridos y  que mediante la derogación del artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal vía Real Decreto-Ley, se de luz a un proceso penal que responda con todas las garantías que exige nuestra constitución y que merecen las ciudadanas y ciudadanos de este país.

Secretariado de la UPF

DOLORES DELGADO GARCÍA. CANDIDATA DE UPF AL CONSEJO FISCAL.

Soy candidata al Consejo Fiscal, mi actual destino es la Fiscalía de la Audiencia Nacional y coordino el Área Antiterrorista.

Creo firmemente en nuestra Carrera y en el esfuerzo realizado cada día en la defensa del interés general. Precisamente por ello, necesitamos dignificar nuestro trabajo sea cual fuere el destino ocupado. El Consejo Fiscal, órgano esencial de nuestra institución, debe contribuir a ello. Un cauce para decir NO a una justicia digital inoperante; para decir NO a un irracional 324; para decir SI a la transparencia institucional; para decir SI a la objetividad y mérito en los nombramientos; para tener el protagonismo que como principales actores procesales nos corresponde, tanto en número de plazas como en desarrollo normativo…

En fin, compañer@s, hay mucho por mejorar y esta en nuestra mano conseguirlo…

 

Dolores Delgado

ÁLVARO GARCÍA ORTIZ. CANDIDATO DE UPF AL CONSEJO FISCAL.

No es tarea fácil tratar de resumir en poco espacio las razones y los proyectos que motivan mi participación en las elecciones al  Consejo Fiscal, pero si entre todos los aspectos que como candidatura  desarrollaremos en campaña, tuviera que escoger uno, sin duda este sería el de intentar que el Consejo Fiscal fuera el referente, el punto de Unión, ( Progresista), entre la Carrera y el Fiscal General, entre los fiscales y la Fiscalía Genera

Después de cuatro años al frente de la Unión Progresista de Fiscales una de la preocupaciones  mas relevantes ha sido la de percibir la enorme distancia que existe entre Fortuny, la sede de la Fiscalía General del Estado, y el trabajo diario de los y las  fiscales en cada una de nuestros destinos, especialmente en las denominadas fiscalías territoriales. También , y puede que tributario de lo anterior, el desapego o incluso desconocimiento por nuestra parte de un órgano tan importante como es el Consejo Fiscal , y la mirada desconfiada, plagada de tópicos, del interesante trabajo que se realiza en su seno.

Precisamente por eso, creo honestamente, que hay una labor muy importante que hacer, y que solamente con una representación valiente, sin ataduras, sin deudas pendientes que pagar o que cobrar, puede realizar. Llevar la voz de los fiscales al Consejo Fiscal, pero también acercar el Consejo Fiscal a todas las fiscalías. Esa es la única manera de progresar juntos.

Necesitamos tu apoyo para una candidatura fuerte, con peso,  y que nos ayude a recuperar el orgullo de ser fiscales, el orgullo de pertenecer a la Carrera Fiscal.

Álvaro García

CARLOS GARCÍA-BERRO MONTILLA. CANDIDATO DE UPF AL CONSEJO FISCAL.

Quiero empezar reconociendo la labor de los consejeros salientes de la UPF: Fernando, Sofía y Eduardo. Durante cuatro años han trabajado para hacer del Consejo Fiscal una institución transparente y útil para los compañeros. Han encontrado muchos obstáculos y ahora nos toca a nosotros seguir luchando.

¿Cuántas veces hemos pensado todos en el Consejo como algo opaco y siervo oscuros intereses?

Todo lo que nos callamos, todo lo que solo decimos en privado, en el café o en los grupos de whatsapp que compartimos..todo eso, que es lo que nos hace sentir orgullosos de ser fiscales, debe ser dicho y defendido en el Consejo Fiscal.

De Fernando Rodriguez Rey aprendí que un consejero debe llevar los problemas reales de los compañeros al Consejo, tanto los generales de la carrera como los particulares de la Fiscalía. Eduardo Esteban me enseñó que lo que no se puede explicar en público,es decir, a la carrera, no se debe decir o hacer en privado, en el Consejo. Sofía Puente me ha mostrado que nunca hay que callarse cuando la reivindicación es justa, ni dejar de denunciar las tropelías de algunos.

En definitiva, porque estoy orgulloso de ser fiscal, me presento en la candidatura de la UPF para hacer del Consejo Fiscal una institución útil y transparente.

Carlos García Berro

INÉS HERREROS HERNÁNDEZ. CANDIDATA DE UPF AL CONSEJO FISCAL.

 Mi nombre es Inés Herreros, Fiscal en Las Palmas Gran Canaria, y escribo estas letras con ocasión de la presentación de mi candidatura a las elecciones al Consejo Fiscal.
Durante casi catorce años de profesión, he aprendido que en la Carrera Fiscal, junto a las lógicas diferencias personales, hay algo que nos es común: nuestra sólida formación jurídica y nuestro entusiasmo y orgullo por ser Fiscales firmes en el cumplimiento de nuestras obligaciones para con la ciudadanía.
Y así, nuestras ganas y nuestra ilusión junto con nuestra preparación jurídica, es ese espacio común que compartimos y que toma forma en la responsabilidad de nuestro trabajo diario.
Pero no podemos ser ingenuos, porque las instituciones que estarían obligadas a dotarnos de medios, suplen con nuestro empeño, nuestras ganas y nuestra compromiso compartida, todo aquello que no están dispuestas a pagar.
Quienes están obligados a dotarnos de medios, aprovechan nuestra ilusión para que seamos nosotros quienes pongamos los códigos legales, los ordenadores personales, las togas y hasta los coches para desplazarnos. Usan nuestro compromiso profesional para multiplicar nuestro esfuerzo en una plantilla -con importantes desigualdades económicas- en la que solo crecen nuestras funciones y obligaciones. Y juegan con nuestra responsabilidad y salud para no fijar cargas de trabajo, ni establecer planes para la prevención de riesgos. Y quizá, lo que personalmente peor llevo -soy madre de dos hijas y un hijo- es cómo estos menosprecios se traducen en tiempo que perdemos para nuestras familias y nuestros proyectos personales.
La pérdida de prestigio y peso institucional de la Fiscalía en los últimos años -pensemos en las retribuciones, en las guardias, la fiscalía digital, el artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal…- no puede ser únicamente contrarrestada con nuestro tesón diario.
Por todo ello, es urgente poner en marcha un Consejo Fiscal, serio y digno, en el que todas las voces puedan ser oídas. Un Consejo Fiscal que sea reivindicativo y valiente.
Un Consejo en el que la representación se haga fuerte a base de la atenta escucha, la comunicación, y el contacto directo, sobre todo y principalmente con las compañeras y compañeros de las fiscalías de trincheras. Por eso, desde nuestra candidatura, hemos abierto una dirección de correo: consejofiscal@upfiscales.com con la que asumimos el compromiso de ponernos en contacto directo y telefónico con cuantos fiscales quieran compartir cualquier inquietud o preocupación que tengan, por pequeña que pudiera parecer.

Cuanto más abierta y fluida sea la comunicación con todos los representados, más eficaz será la representación del Cuerpo en el Consejo Fiscal.
Para todo ello ofrezco mi candidatura, con la vocación de ser puente y hacer valer en el Consejo Fiscal estas reivindicaciones y cada una de las que se me hagan llegar. Porque merecemos atención, respuestas y un trato más digno.
 Inés María Herreros Hernández

MARÍA JOSÉ SEGARRA CRESPO. CANDIDATA DE UPF AL CONSEJO FISCAL

Soy Mª Jose Segarra Crespo. Este otoño acabo  de celebrar con mis compañeros de promoción, los 30 años de Fiscal y sigo entusiasmada con mi trabajo. Desde esos primeros años de Barcelona, donde aprendí tanto. Me marcó de forma especial aprender con un Jefe como Carlos Jimenez Villarejo, siempre atento a potenciar a los jóvenes y pionero en el trabajo en favor de la especialización y de la protección de los colectivos en riesgo, hoy ya generalizadas en todas las Fiscalías.
Y desde luego el trabajo en el área de Protección de Menores que me enriqueció como persona. Luego me fui  destinada a Sevilla, donde actualmente  soy Fiscal Jefe desde hace más de 12 años. He querido desarrollar una  Jefatura que facilite un espacio para el desarrollo de las capacidades de todos los fiscales que la integran, aunque desgraciadamente la carga de trabajo que hoy pesa sobre las Fiscalías dificulta ese objetivo.

Esta experiencia como Fiscal Jefe me ha permitido tener una visión más amplia de nuestros puntos fuertes (indudablemente las personas, y nuestra enorme capacidad de motivación), y nuestras debilidades como institución. El despliegue territorial de las Fiscalías (no siempre acertado), el digital (con enormes carencias fruto de la gestión de un Ministerio de Justicia que no se ha planteado dotar a las Fiscalías de herramientas acordes con los progresos que si ha ido realizando en los últimos años con las secretarías de los juzgados), las escasas  plantillas de nuestras secretarías, que no pueden realmente asumir el apoyo a los Fiscales limitándose a rellenar registros de entradas y salidas, y las mejoras laborales necesarias (por ejemplo, la compensación económica ante la imposibilidad real de organizar en las Fiscalías los días de libranza; el abono de los días de guardia perdidos durante las bajas por enfermedad o la nivelación salarial conforme a las funciones que se realizan),  son candentes temas pendientes de liderar en el próximo Consejo Fiscal.

Y no olvidemos la búsqueda de  mecanismos de protección para los Fiscales ante presiones concretas o incluso ambientales, como las que se están viviendo en alguna CCAA, que pueden afectar  a la tranquilidad con la que se debe abordar realizar un trabajo bajo el principio de imparcialidad.

No son solo cuestiones asociativas, son problemas que repercuten en la organización y la salud laboral de todos y que deben ser abordados de forma institucional desde el Consejo Fiscal

Me  parece un momento trascendental de reinvidicarnos a nosotros mismos,  a nuestro trabajo del que estamos orgullosos y a nuestros valores, mediante la participación en estas votaciones, llevando al Consejo Fiscal a un equipo de Fiscales valiente y capaz, como los que componen la candidatura en la que me presento.

Mª José Segarra

DIEGO VILLAFAÑE DÍEZ. CANDIDATO DE LA UPF AL CONSEJO FISCAL.

Mi nombre es Diego Villafañe y me dirijo a vosotros con ocasión de mi candidatura a las próximas elecciones al Consejo Fiscal a propuesta de la UPF.

 

Ingresé en la Carrera Fiscal en el año 2006 y desde entonces he estado destinado en varias Fiscalías: Vilanova i la Geltrú-Gavá, León, Badalona y Hospitalet de Llobregat (Barcelona), donde actualmente me encuentro. Es por ello que conozco de primera mano la escasez de medios que sobrellevamos la mayoría de Fiscales; la indeterminación de las cargas de trabajo; las penosas retribuciones de las plazas de tercera categoría y de los servicios de guardia semanal; las labores burocráticas encomendadas durante los últimos años y que ocupan buena parte de nuestro tiempo y esfuerzo; la exigua movilidad geográfica y de promoción profesional sin que se fomente el empleo de instrumentos que lo contrarresten; o el ineficiente proyecto de Justicia Digital que supone uno de los mayores inconvenientes que padecen algunos compañeros y que amenaza con hacerse extensivo a todas las Fiscalías.

 

Cuestiones como las señaladas han de estar prioritariamente sobre la mesa del Consejo, único órgano de nuestra Institución a través del cual la Carrera Fiscal puede mediatizar la discrecionalidad del Fiscal General del Estado, en ocasiones alejado de la realidad diaria de nuestro oficio. La enérgica y combativa reivindicación de esas cuestiones y otras muchas relativas al ejercicio cotidiano de nuestra profesión, así como la rotunda defensa de la autonomía de los Fiscales y la independencia de la Fiscalía, forman parte del compromiso que con orgullo asumo caso de ser elegido.

 

Asimismo, considero que los vocales electos del Consejo deben establecer fluidos y normalizados cauces de comunicación con los compañeros. Solo así el Consejo Fiscal puede alcanzar su verdadera esencia como medio de representación de TODOS los Fiscales. Es por ello que, para el caso de contar con vuestro apoyo, asumo igualmente el compromiso de abrir el Consejo a la Carrera, informar con transparencia sobre sus decisiones y atender vuestras propuestas, sugerencias y reivindicaciones, para lo que siempre estaré a vuestra entera disposición.

 

Diego Villafañe

PRESENTACIÓN DE LA CANDIDATURA DE UPF AL CONSEJO FISCAL

Como presidente de la Unión Progresista de Fiscales, es un placer poder escribir estas líneas para presentar la candidatura de la UPF a las elecciones al Consejo Fiscal.

Como podéis ver, los componentes de la candidatura no son sino un reflejo de la pluralidad y diversidad que es parte del ADN de nuestra asociación. En ella hemos tratado de conjugar, como reflejo de casi todo el espectro profesional y territorial, todas las diferentes formas de ser fiscal de nuestra carrera.

El equilibrio de sus componentes y el conocimiento de lo  que ocurre en las sedes provinciales, de área, en las secciones, en los órganos centrales. El respeto acumulado con los años de servicio al frente de responsabilidades asociativas y profesionales,  el conocimiento profundo de la institución. La independencia, la demostrada capacidad de representar a los compañeros, de elevar la voz por ellos en los momentos en los que lo más cómodo es callar. El compromiso personal con la institución y la profesión, la capacidad de liderazgo, de comunicación, el trabajo denodado en favor de los intereses personales, profesionales y retributivos de los compañeros, las ideas, la coherencia personal en las más difíciles circunstancias, la solidez, la presencia, la juventud y la lúcida madurez, la ilusión, la reflexión, el servicio a la carrera, en definitiva, son solo alguna de la notas que caracterizan a esta magnífica candidatura.

No es este el momento de desglosar en esta carta de presentación todas y cada una de las propuestas de campaña, todo el importante acervo de iniciativas que va a defender la Unión Progresista de Fiscales, sino de emplazaros a escucharlas, a leerlas y a valorarlas, para que en la decisión y en la participación en las elecciones, tengáis en cuenta que hay una candidatura que quiere ser la vuestra, porque es la candidatura de los y las fiscales. Porque necesitamos tu voto para ser más fuertes en el Consejo, tener peso, para recuperar el orgullo de ser fiscales, el orgullo de pertenecer a la Carrera Fiscal.

 

Emilio Manuel Fernández García

Presidente de la UPF